Una Pascua… «distinta»… GRACIAS SEÑOR

¡Feliz Pascua a todos!

Acabamos de terminar el Triduo Pascual de esta Semana Santa que hemos vivido como ninguna otra.

Nos ha tocado estar cada uno en su casa… pero estoy seguro de que Dios ha estado en la de todos.

Quizá al comienzo de la declaración del estado de alarma alguno pudo pensar que la Semana Santa de este año iba a ser un desastre… sin sacramentos, sin procesiones… Sin embargo, a Dios nadie le gana en generosidad y Él es siempre sobreabundante.

Decía san Vicente de Paúl que el amor es siempre creativo… y la verdad es que así ha sido. Gracias a las nuevas tecnologías hemos podido estar unidos en las principales celebraciones del Triduo Pascual… pero sobretodo en la Comunión de los Santos gracias al Espíritu Santo que recibimos en nuestro bautismo.

Ha sido un gran esfuerzo el preparar todo… pero ha merecido la pena. Estoy seguro de que esta Pascua la recordaremos toda nuestra vida. Recordaremos para siempre el paso del Señor por nuestros hogares, el infinito amor del Padre, la entrega de su Hijo y el don del Espíritu Santo.

Por eso no podemos dejar de dar gracias a Dios por todo lo que hace con nosotros.

Os invitamos a que hagáis examen de conciencia de cómo habéis vivido estos días santos. Sobre todo para darle gracias al Señor porque, a pesar de las dificultades, ha hecho de esta Pascua un momento de Gracia que nunca olvidaremos.

Un fuerte abrazo y feliz Pascua.

José Ramón Rubio Moldenhauer